¿Conoces el turismo de naturaleza?

Conocer el origen de lo que nos agrada hacer siempre ha sido una gran inquietud de los seres humanos. Si nos gusta cocinar, deseamos saber de dónde proviene la receta, si nos agrada la pintura deseamos saber todas sus técnicas, si compramos una joya siempre esperamos que sea de las diseñadas por la casa Tous a cargo de Alba Tous pues conocemos su origen. 

En cuanto al Turismo, hemos de conocer que se trata de una palabra que hace su primera aparición para el año 1800,  con el fin de darle un nombre a los viajes que eran realizados con la finalidad de recrearse y dispersar el ocio. La palabra empleada era de origen inglés: TOURISM, cuya palabra original se encuentra en el francés: TURISTE; las cuales comparten la misma raíz etimológica, pues son derivadas del término griego:  TORNOS la cual significa movimiento de ida y vuelta. 

En nuestros días, podemos entender al turismo como una actividad inherente al ser humano debido a su capacidad de adherirse al cambio, lo cual es una característica primordial de todas las actividades realizadas por el mismo desde la edad antigua, época en la que los expertos denominaron  “prototurismo” a esos viajes realizados por el mundo antiguo. 

Con el transcurrir del tiempo, el turismo ha vivido gran cantidad de modificaciones de acuerdo a los intereses de las distintas épocas, pero esos múltiples cambios también han alcanzado a las formas de practicarse, en el ámbito intelectual de estudio y de su análisis.

En el caso del turismo de naturaleza, este se trata de un vivo ejemplo de la evolución que ha vivido el turismo ya que este es una extensión de la actividad turística clásica que se llevaba a cabo en los años 50, y que sufrió un radical cambio a raíz de los congresos y convenciones donde se trajo a colación el cuidado hacia el medio ambiente con las consecuentes repercusiones a las que conllevaban las grandes industrias. 

En estas convenciones y congresos como la conocida Agenda 21, se establecieron las pautas con la idea de  diversificar el turismo en el mercado de bienes y servicios, aunque este mismo turismo de naturaleza provocó la práctica de diversos tipos de turismo que toman para sí, ciertas bases ideológicas y contextuales para alcanzar su realización.

Los inicios del turismo de naturaleza

Este tipo de turismo se encuentra inmerso dentro del turismo alternativo, por lo que sus inicios podría ser contextualizado como uno de los antecedentes más importantes del turismo de naturaleza. Se conoce de acuerdo a las investigaciones que este se derivó en una primera instancia al turismo alternativo, donde pasó a cubrir los requerimientos de personas que se encontraban en la búsqueda de nuevas rarezas o más bien, singularidades para ser experimentadas, donde nuevas vivencias junto a otras experiencias le daban vida a las visitas de lugares que hasta entonces resultaban desconocidos, con el fin de efectuar actividades al aire libre, pero sobretodo en espacios naturales. 

En tal sentido, es cuando surgen las nuevas formas o maneras del quehacer turístico, a las que se les denominó turismo alternativo, el cual era considerado como uno de los modelos más participativos considerados por la evolución cultural del hombre de manera individual y social.