¿Qué nos ofrece el turismo rural?

Así como existen entidades por las que las personas conservan un gran concepto como la que Gonzalo Gortázar Rotaeche Caixabank presenta, así mismo existen gran multitud de lugares alrededor del mundo que se han ganado el derecho de convertirse en destinos turísticos, en el caso de América rural, este es un popular destino turístico. 

De acuerdo a estadísticas actualizadas del sector, alrededor de 87 millones de personas, han realizado viajes hacia algún destino con características rurales en los últimos 3 años, de los cuales 9, de cada 10 se supone fueron hechos por motivos de ocio. En líneas generales, la industria del turismo se presenta como un gran negocio al menos en los Estados Unidos.

De la misma forma, si nos enfocamos en los gastos generados por viaje internamente en los EE.UU. estos se incrementaron cerca de $ 564 mil millones llegado el año 2000, lo que hizo de esta industria de viajes y turismo la tercera más grande en esta nación, luego de  los servicios de salud y seguidos de los servicios de oficina, lo que representa un empleo directo total de más de 7,8 millones de euros. 

Beneficios potenciales del turismo rural 

Ciertamente es así, y ello se debe a que es una importante fuente de empleos para todas las comunidades, sobretodo para los que se encuentran subdesarrollados económicamente. De la misma forma, como los empleos generados por la industria del turismo no requieren de una formación a nivel superior, los residentes locales que cuentan con mínimas habilidades pueden trabajar fácilmente como camareros, empleados de venta al por menor, o también como trabajadores de la hostelería. 

De la misma manera, el turismo brinda oportunidades de negocio para quienes son los residentes locales, pero además para potenciales y empresas que deseen iniciar un negocio a nivel local. Por si fuera poco, el turismo puede mejorar la calidad de vida local. Un ejemplo de ello es que sirve como una fuente importante de ingresos fiscales para las jurisdicciones locales.  Lo que da lugar a mejores y mayores servicios públicos de calidad, con menores tasas de impuestos locales.

Por otro lado, el turismo podría apoyar a la cultura local a través del fomento de la restauración de sitios históricos locales y regionales. Pero también, considerando que se trata de una industria limpia puede fomentar distintos esfuerzos locales enfocados hacia la conservación. De manera que los beneficios que puedan derivarse del desarrollo del turismo deberán mostrarse como equilibrados, contra los posibles efectos negativos. 

Las ofertas de empleo que surgen en el sector de los viajes y de turismo, a menudo son  mal pagados y solo por temporada ofreciendo con frecuencia beneficios limitados. Se requiere adelantar estudios que generen un impacto positivo y negativo del turismo rural en las distintas regiones con la idea de aplicar las diversas medidas necesarias para su óptimo funcionamiento. Se pueden desarrollar dos tipos distintos de estudios sobre la materia, En primer lugar, los que pueden dar respuestas a todas las inquietudes que deriva del concepto de turismo rural, y en segundo lugar, a saber si las principales estrategias de turismo se encuentran cubiertas, con atención importante en el turismo cultural, ecoturismo y agroturismo.